0.4
October 23, 2015

Porque “dejar ir” te hace retroceder.

feather hand let go

¡Solamente deja ir!

¿Te molesto eso un poco? Sí, eso pensé. Aparece demasiadas veces en algunos lugares, como si fuese una cura y algo fácil de hacer.

¿Molesto? ¡Solamente deja ir! ¿Triste? ¡Solamente deja ir! ¿Decepcionado? ¡Solamente deja ir!

Entiendes lo que digo…

Cuando la conversación ya no cambia de tema, en lo único que puedo pensar es éste sketch de MadTV.

Un amigo lo resumió de manera perfecta: “He luchado con la idea de “dejar ir.”

La misma declaración implica una acción tan fácil como dejar ir de tus manos una taza, o dejar ir el muelle mientras tú estás en tu barco llendo hacia nuevos horizontes. No es tan fácil dejar ir. En éste punto me permito preguntarme cómo puedo soltar el control, encontrar espacio dentro y alrededor de mi corazón.

Así que creo que todo lo tenemos al revés. Dejar ir algo en realidad no funciona. No es sorprendente pensar que sí se puede; todos estamos orientados a los objetivos, obsesionados culturalmente con los resultados y aterrorizados al fracaso e ineficiencia.

Nos acercamos más a lo que en realidad podría funcionar cuando pensamos en él como “reblandecimiento de nuestro control.” Nos aferramos, nos ablandamos, nos aferramos de nuevo, y luego intentamos recordar soltarnos una cada vez más.

Pero creo que el verdadero problema aquí es que, cuando intentamos dejar ir, en realidad estamos creando una batalla. Tenemos alguna experiencia, la cual decidimos que no nos gustó o no la queremos, y ahora buscamos la manera de deshacernos de ella. Es comprensible, hay varias experiencias increíblemente duras allá afuera—algunas pueden hasta dañar a personas durante semanas, meses, incluso años.

Pero todos aquellos que han sido dañados por más tiempo pueden decirte algo muy cierto: No hay escape. No hay manera de pelear contra eso. Por lo menos no en la realidad. Podemos dejar de sentir, intentar evitar, pero todavía está allí. Cuando nos relajemos lo suficiente encontráremos la respuesta. El dolor, el miedo, la tristeza, cualquier cosa que deseemos dejar ir.

Para bien o para mal, se vuelve parte de nosotros, parte de nuestra identidad. Al permitir esto una parte muy pequeña de dejar ir, muere. Dejar ir es dejar morir una parte de nosotros, el cual es otro desafío doloroso que está conectado al proceso. Esto es algo importante que debemos recordar: A veces el dolor de dejar ir es igual de doloroso que el dolor inicial.

Así que, ¿qué se puede hacer?

Infortunadamente, no hay una respuesta divertida. La única manera es a través del dolor, a través de permitirnos a nosotros mismos experimentar ese sentimiento que deseamos dejar ir. El único consuelo que yo puedo dar es que lentamente dará resultado con una persona completamente nueva—una persona con una intensidad, compasión, sabiduría, y fortaleza muy especial.

Así que regresamos al sabio comentario de mi amigo: la necesidad de “encontrar espacio dentro y alrededor de nuestros corazones.” Éste es el “secreto” de dejar ir. Porque el dejar ir puede parecer el resultado final, es totalmente engañoso para cuando se trata del proceso en sí.

Para poder dejar ir, debemos de agarrar suavemente ese sentimiento y buscar el lugar más profundo que podamos encontrar y luego soltar el control ya que el control está unido también al dolor; lo mantenemos dentro y alrededor de nuestro corazón y, siendo conscientes del silencio; lo mantenemos sin resistirnos a la experiencia.

Como dijo otro sabio amigo: “No intentes dejar ir o realizar algo apegado al sufrimiento (el dolor es inevitable, el sufrimiento es opcional). Simplemente sigue atrayendo a tu conciencia y observa lo que se te apega…Atraer luz y observar el movimiento completo de todo lo apegado es suficiente para un ligero cambio. Cualquier cosa más el ego aparecen disimuladamente por la puerta de atrás.”

.

Link del artículo oríginal:

Why “Letting Go” has it Backwards.

.

Autor del artículo: Timur Crone

Traductora: María José Barillas

Editoras: Caroline Beaton (Inglés)/Yoli Ramazzina (Español)

Foto: Flickr/Rosa majalis

You must be logged in to post a comment. Create an account.

Read Elephant’s Best Articles of the Week here.
Readers voted with your hearts, comments, views, and shares:
Click here to see which Writers & Issues Won.

Timur Crone

Timur Crone, MA, is based in Oakland, CA. He is a life and whole person running coach. He loves to combine the physical, spiritual and psychological in his work with individuals and groups of all ages. Timur loves to make running and physical exercise a deeply enriching path of spiritual and personal growth for himself and others. He is a lifelong learner and loves to share all he knows in written form and in person. Check out Runnerspeaks or follow Timur on Twitter.