2.3
February 11, 2016

Sobre las metamorfosis.

Flickr/Cliff

A veces los plazos son necesarios para iniciar nuevas transformaciones internas, bastan un par de palabras para cerrar ciclos.

Toda nuestra vida está llena de bienvenidas y despedidas, nuestros caminos frecuentemente llegan a encrucijadas en las que para fluir hace falta acelerar procesos estancados, casi nunca nos damos cuenta de estar cargando un lastre hasta que llega un sismo que nos sacude por dentro.

Todos tenemos momentos en los que nos encontramos frente al espejo, evaluando las opciones, con decisiones por tomar y nada se siente mejor que saber que hemos comenzado a dar ese paso que nos llevará a la metamorfosis. Mudar de piel, mirar las escamas muertas en el suelo como recordatorio de los aprendizajes y las vivencias, con la esperanza tatuada en la frente, respirando hondo esas bocanadas de aire fresco que renueva el alma para comenzar de nuevo.

Se abren horizontes y aun cuando la incertidumbre quema como sol de mediodía, siempre es lindo sentirse como un niño que espera emocionado a los reyes magos, sin saber qué le traerán o a qué hora de la noche llegarán. No sé con certeza que será lo que me espera cuando cruce ese puente, romperé la envoltura del regalo prometido con nuevas energías, crearé nuevas rutas, romperé el capullo y despertaré a una mañana anaranjada, para darle la bienvenida a mi nueva piel.

Las metamorfosis son necesarias, siempre llegan y hay que recibirlas con buena cara, pero sin duda, no hay nada como decidir por uno mismo cuando es el momento de sacudirse el polvo, no hay nada como abrazar ese momento de libertad e independencia, no hay nada como volar con alas nuevas hacia un horizonte construido a punta de tropezones que hoy se convierten en peldaños, que prometen nuevos días y nuevos nombres.

.

Autora: Elisa Valenzuela

Editora: Yoli Ramazzina 

Foto: Flickr/Cliff

Read 2 Comments and Reply

Elisa Valenzuela