0.1
October 11, 2016

Eres tú—siempre has sido tú.

couple lips cheek to cheek love

Serendipia: (n) encontrar algo bueno sin buscarlo.

.

Hubo un momento de claridad que me hizo caer de rodillas, cuando de repente me di cuenta—eres tú.

No fue por las respuestas dulces que, de pronto, salían de nuestros labios, limpiando todos los recuerdos de aquellos tiempos en los que solamente queríamos ver la mitad de lo que había allí. Tampoco fue porque nada cambió—excepto tal vez que finalmente nosotros hayamos cambiado.

En realidad, solamente fueron unas pocas horas de estirar el tiempo para que pudiésemos encontrar el camino hacia nosotros.

Esta vez no fue porque alguno de nosotros estuviese pretendiendo ser lo que pensábamos que debíamos ser, y no era acerca de quién jugaba mejor.

Simplemente se convirtió en un momento en el que ambos estábamos completamente presentes y habíamos derribado nuestras paredes lo suficiente para vernos el uno al otro.

Yo pensaba que sabía lo que quería y necesitaba en una pareja—hasta que te conocí.

Eras lo contrario de lo que pensaba que quería, aun así, terminaste siendo precisamente el tipo de hombre que necesito.

Fuiste una sorpresa—una sorpresa para la que no estaba preparada.

Sabía que había algún tipo de conexión entre nosotros, algún tipo de energía que va más allá de lo que la lógica puede explicar, y por un momento eso fue suficiente.

Luego la vida cambió en millón de formas, como suele pasar—y de repente, sin ninguna advertencia, me encontré enamorada de ti.

Claro, tal vez todas las señales estaban allí, pero aun si ese fuera el caso, fui la última en saberlo.

Este amor se sintió distinto a todos los sentimientos que tenía hacia ti hace mucho tiempo. Mucho tiempo antes, tú me preguntaste si te amaba, y yo dije que sí—pero ahora sé que hay una diferencia entre amar a alguien y estar enamorado de alguien.

Irónicamente, intento recordar cuando fue la primera vez que supe que me había enamorado de ti, no puedo recordar cuando sucedió. Tal vez fue cuando lograste traer de nuevo varios recuerdos con el simple hecho de tocar mi muñeca, o tal vez fue cuando vi a mi hijo menor tomar nuestras manos para ir a dar un paseo.

Puedo haber sido por la forma en que te vi con tu hijo, tan cariñoso y seguro que mi corazón se abrió completamente para ti, no creo que se vuelva a cerrar.

Pero, aun así, no recuerdo haberme enamorado de ti…solamente que haya sucedido entre el baile de las hojas de otoño y las nuevas flores de primavera, de repente descubrí todo este amor dentro de mí, con profundidades que ahora parecen inmensas.

Ahora me doy cuenta que siempre has sido tú.

Aun si me alejaba de ti y encontraba a otros hombres para distraerme de la manera en que tus ojos oscuros quemaban los míos—ahora veo que nunca dejé tu mirada.

Aunque te haya dicho cosas duras y amargas, sé que nunca quise decir nada de eso. Simplemente fue que tú siempre has tenido esa forma de desencadenarme y desafiarme a escoger una vida que ha sido la que yo esperaba, y no la que yo quería.

Y a pesar de todo, nunca esperé que fueses tú—en realidad, de alguna manera esperaba que no lo fueras.

Pero, así como estábamos discutiendo sobre estrellas y luciérnagas, simplemente y honestamente me quedé atónito cuando me di cuenta y pensé: “Oh, eres tú.”

Sin embargo, no sé lo que todo esto significa—y la realidad es que al final, puede que no signifique nada.

Así de fuerte como me sentí en ese momento de claridad a tu lado y entre tus brazos—no sé si tu tuviste la misma experiencia.

Tal vez no hubo nada de especial en todo lo que pasó esa noche o en la manera en que las luces crearon una cortina dorada mientras que mi pelo caía sobre tu cara mientras nos besábamos.

Es posible que las huellas de nuestros dedos hayan estado deletreando en nuestra piel lujuria y no amor—y luego de eso, estuve ansiosa por eso: ¿qué pasa si lo que tu experimentaste fue algo completamente distinto a lo que yo experimenté?

Hasta que me di cuenta—no importa.

No importa si no sentiste ese cosquilleo del amor que empieza a sonar en tu pecho mientras que mi cuerpo estaba presionado contra el tuyo, tampoco importa si te arrepientes de lo que pasó o no.

Porque antes que la noche terminara, yo ya pensaba que aun si esa sería la única noche que tendríamos—y este momento de luciérnagas en un secreto, y bosque encantado—yo estaría eternamente agradecida.

Estaba agradecida por la manera en que tu apareciste.

Estaba agradecida por estar entre tus brazos y a tu lado sin nada—ni siquiera nosotros—en nuestro camino.

Y fue en ese momento cuando me di cuenta que no solamente eres tú—siempre lo has sido.

Eres el amor que nunca vi venir, del que intenté huir y cerré mis ojos porque tenía miedo de lo que tu podías llegar a significar en mi vida y como tendría que cambiar si te encontrabas conmigo en este lugar donde cualquier cosa es posible.

Estaba aterrorizada por la mujer en que me tenía que convertir para poder ser lo que tu necesitabas—eso es, hasta que me di cuenta que no tenía que hacer otra cosa más que ser yo misma.

Porque esa es la mujer de la que estás más enamorado—la desordenada que brilla más en la oscuridad de la verdad, luego que mis paredes se hayan derribado.

No sé lo que vendrá en el futuro, y no sé cuándo o si algún día sabrás el lugar que ocupo en tu corazón, pero la cosa es que yo confío en la manera mágica en que la vida trabaja.

En verdad creo que, si estás destinado a estar a mi lado, de una u otra manera, encontrarás tu camino hacia mí.

Y solamente tal vez, si llega o cuando llegue ese momento, me daré cuenta que me pertenece—y que siempre me ha pertenecido.

 

~

Link del artículo oríginal:

It’s You—It’s Always Been You.

.

Autora: Kate Rose

Traductora: María José Barillas García

Imagen: Flickr/Jordan Deja; Unsplash/Anna Sastre

Editora: Yoli Ramazzina

You must be logged in to post a comment. Create an account.

Read Elephant’s Best Articles of the Week here.
Readers voted with your hearts, comments, views, and shares:
Click here to see which Writers & Issues Won.

Kate Rose

Kate Rose is an artist, free thinker, lover, writer, passionate yogi, teacher, mother, rule breaker, and rebel. She can usually be found walking barefoot in the moonlight between worlds with the dreams of stars still hanging in her hair, swaying her hips to the music of life and smelling of sweet bourbon and honeysuckle. She lives for adventure and wakes each morning with the excitement of a new day waiting to unfold at her feet. She truly believes the best is yet to come and waits, with bated breath, to see what it may hold. Follow her on TwitterFacebook or Instagram, and find more of her words on her website.