0.4
May 13, 2016

Ella es tu desafío—si tú estás dispuesto.

Unsplash/Roksolana Zasiadko

Tal vez es la forma en que ella siempre se ve, como si tuviese un secreto guardado en la punta de la lengua.

Tal vez es la forma en que se contiene al decir las cosas, solamente un poco, un poquito, mordiendo su labio inferior, diciendo nada, pero expresando absolutamente todo.

Tal vez es la forma en que su cabello siempre está un poco desordenado, azotado por el viento—fluyendo libremente como una catarata, exquisitamente desatado.

¿Qué tesoros esconde detrás de su lengua?

¿Qué rubís nadaran en el vasto, profundo y obscuro  océano que hay dentro de ella?

¿Qué exquisita, latente y ardiente belleza habrá debajo de sus labios suaves y escarlata?

Es algo que pasaras toda la vida descubriendo.

Ella es tu desafío.

Ella no puede ser descifrada después de una copa de vino, en una primera cita, en una hora. Ella no puede ser descifrada por medio del lenguaje corporal, por medio de palabras, por medio de risas—ella no puede ser descifrada fácilmente, para nada.

Ella está cubierta por varias capas. Demasiado complicada.

Ella es un exquisito y colorido jardín, lleno de rosas, árboles frutales, azulejos y mariposas monarcas—la cima de una montaña en una pradera, explotando con las primeras señales de primavera.

Ella es un desierto—caliente, fuerte, e imparable como el infierno.

Ella es un bosque musgoso, profundo, misterioso y verde esmeralda, como el brillo de sus ojos en el atardecer.

Ella es la briza, etérea, desordenada, y entusiasta—un suave susurro de vulnerabilidad.

Es una leona feroz; una cazadora hambrienta; una loba ambiciosa y determinada.

Ella es poderosa. Es extravagante. Es miedosa. Es valiente. Es delicada. Es agresiva, como debe de ser.

En sus ojos parece que guarda los océanos, tumultuosa y poderosa, estrellándose constantemente con olas cambiantes, de colores azul marino, gris y zafiro—de alguna manera es salvaje y serena al mismo tiempo.

Y es solo la punta del iceberg—por cada pregunta que ella responde, hay más misterio—flotando en el aire como lilas, reposando en tu mente como una ambrosia de dulzura, como nunca lo has experimentado en tu vida.

Así que, no—ella no le dará su corazón a cualquiera. Ella no entregará pedazos de su alma como si fuese algún dulce barato.

Ella sabe más que eso.

Y no, ella no está interesada en ser tu chica dulce e inocente. Ella es su propio superhéroe. Y si eso te asusta, está bien.

Ella es tu desafío.

Tal vez es esa forma de ser tan necia que a ella nunca le dirán quien tiene que ser. O qué hacer. La manera en que se para derecha como un Lotus, orgullosa de su tierra, mujer sensual—sin vergüenza de sus curvas en las caderas, encantada por la manera en que sus carnes de salen un poco por los lados de sus pantalones.

Tal vez sea la forma en que todo su rostro se ilumina al hablar la verdad de lo que hay en su mente.

Sí, ella es tu desafío, no hay duda en eso.

Pero enamorarse no siempre es fácil para ella. Tal vez ha habido otros hombres que no la han valorado o desafiado—o tal vez ella no se ha valorado todavía. Tal vez otros amantes la han decepcionado con falsas promesas, que al final no significaron nada.

Ella está buscando algo real; algo profundo, mágico y verdadero.

Ella no es fácil. Tomará cuidado, fuerza, valentía, y precisión para poder llegar a conocer a esta mujer.

¿Tienes paciencia?

Bien.

Ella florecerá ante tu presencia, pétalo por pétalo, como un salmón rosado.

Ella es tu desafío.

Ten cuidado de las espinas, porque no todo en ella es suavidad y dulzura—tiene una rudeza que solamente la tierra puede explicar.

Tal vez todo está capturado en la manera en que baila a través del lodo, la mierda, el dolor, y las dificultades, como una tormenta eléctrica en pleno verano—dándole la bienvenida a cada gota de lluvia para que caiga sobre lengua mientras ella mueve sus caderas a un ritmo primigenio de truenos y lágrimas saladas, con la mínima sonrisa en su rostro.

Tal vez es la manera en que no huye de la vulnerabilidad del presente, en cambio respira hondo, la observa directamente al rostro y saborea el momento con todo su corazón.

Ella es fuerte porque la han lastimado demasiadas veces. Es delicada porque sabe lo que es el dolor. Es sabia porque ha arruinado las cosas varias veces. Y no cambiaría todo eso por nada del mundo—porque cada error y corazón roto la ha transformado en una mujer salvaje, y mágica, la mujer que es el día de hoy.

Ella es mágica, loca, es el tipo de mujer que conoce todo su poder.

Es el tipo de mujer que besa el rocío de la tierra con cada paso que da.

Es el tipo de mujer que quiere demasiado, siente profundamente, y ama con locura.

Es el tipo de mujer que discutiría apasionadamente contigo hasta el tibio atardecer.

Ella es el tipo de mujer que te asombrará con simplemente una sonrisa.

Ella hará que cuestiones todo; será el delicioso tornado que derrumbará tu pequeño mundo perfecto.

Conocerla es una aventura para la cual tienes que estar listo.

Amarla es como respirar por primera vez.

Besarla es alquimia—es como dejar tu corazón al descubierto y rociarlo con el néctar de un mango dorado.

Solamente su presencia es un elixir; el latir de su corazón salva el mundo; sus lágrimas hacen que las flores nazcan.

Ella es una obra de arte, y lo sabe.

Ella no será fácil, eso es seguro, pero vale la pena.

Ella es tu desafío.

¿Estás dispuesto a esto?

No tienes idea del cambio de vida místico y hermoso en el que estás.

.

Link del artículo oríginal:

She is Your Challenge—if You’re up for It.

.

Autora del artículo: Sarah Harvey

Traductora: María José Barillas García

Editoras: Sarah Kolkka (Inglés) / Yoli Ramazzina (Español)

Foto: Unsplash/Roksolana Zasiadko

You must be logged in to post a comment. Create an account.

Read Elephant’s Best Articles of the Week here.
Readers voted with your hearts, comments, views, and shares:
Click here to see which Writers & Issues Won.

Sarah Harvey

Sarah Harvey resides in the mysterious mountains of western North Carolina. Through the journey of healing her own trauma and pain, she has found power in poetry, art, and dance. She loves supporting people to step into their power, find their voices, and flourish. She believes in resilience. She believes that sometimes, our darkest days lead to the most unexpected, breathless joy. She currently offers life coaching sessions and is pursuing her Masters in Counseling. She feels passionate about supporting sensitive souls with a grounded, creative, and gentle approach. Follow Sarah on Facebook and her website!