This post is Grassroots, meaning a reader posted it directly. If you see an issue with it, contact an editor.
If you’d like to post a Grassroots post, click here!

1.3
February 8, 2019

La pareja eléctrica: no todas las mujeres son de Venus ni todos los hombres son de Marte.

This article also appears in English here.

El amor es. El amor es lo que mueve al mundo, para bien o para mal. Es en el espectro del amor donde vemos los tonos de cada uno; Es el amor el gran espejo del yo. Cómo me amo enseño a otros a amarme. Como yo diga “sí, acepto” es como se abrirán ciclos que, que cuando terminan, nos enseñan quiénes somos, para que podamos comenzar de nuevo. Amamos porque somos amor, pero saber amar para ser amados de la manera exacta en que queremos ser amados, es una cuestión de conciencia. Y la conciencia, como nos enseña la Ciencia Sagrada, está en una relación cíclica con elSol, cuya ciencia cósmica se conoce como la pareja eléctrica.

¿Por qué nos afecta? Porque según la ciencia, sagrada y moderna, los humanos somos conocidos por ser seres electromagnéticos y como todo lo demás en el Universo somos vibraciones puras y vibramos en resonancia, o disonancia, con otros campos electromagnéticos, como la pareja eléctrica. en el que el sol ilumina nuestra conciencia.

Este 14 de febrero, cuando nos encontremos contemplando nuestra relación con el amor, permitámonos permanecer en nuestra luz solar, para que podamos relacionarnosen la conciencia de Brahma, el magnetismo universal. Brahma regula el dharma, la virtud mental del mundo interno. Aquí somos pura fuerza creadora. Amemos como el sol.

En la Galaxia, el Sol (Conciencia) visto desde los cálculos occidentales está transitando a través de Acuario, en la casa del romance. Acuario es conocido por hacer vibrar la mente como el pensador libre, el innovador, el revolucionario. Único y diferente, sus ciclos tienen que ver con Urano, el planeta que activa el cambio radical. Este año, mientras pensamos en lo que nos brinda estabilidad interna y nos nutre, Urano estará terminando su ciclo en Aries el 6 de marzo, activando los sentidos mientras transita hacia Tauro e invitándonos a cambiar radicalmente nuestra idea de estabilidad, mientras que el Nodo Sur de la Luna en Capricornio nos hace pensar en cuán imperativo es liberar esas estructuras que ya no sirven, si queremos evolucionar nuestras acciones (karma) hasta que nos sintamos en casa con nosotros mismos. Descubriremos en nuestra contemplación que es mejor observar nuestras sensaciones y honrar cómo nos sentimos, mientras nos mantenemos enfocados en nuestra respiración, especialmente si las emociones están en conflicto con lo que, conscientemente, queremos hacer diferente.

Una mente clara iluminada por el impulso eléctrico de ser único y honrar nuestra individualidad, ayudará a la comunicación consciente. Si bien podemos sentirnos tensos si ser conscientes está en conflicto con nuestro deseo de atraer, ser conscientes de nuestra propia luz puede ser la idea que nos ayuda a crecer en nuestra búsqueda de significado, nuestra búsqueda de la verdad y expandir nuestra libertad, activando nuestro magnetismo natural.

La libertad, ya sea que estemos comprometidos con una pareja o solteros, aún se beneficia de la estructura y el esfuerzo. A medida que iluminamos en conciencia nuestros objetivos a largo plazo, el esfuerzo es clave y requiere que dejemos de lado las reglas que bloquean nuestra evolución, la libertad asume la responsabilidad. Puede ser difícil dejar de lado las tradiciones, pero este San Valentín podría hacernos felices si hacemos eso simplemente, liberando nuestro apego al “deber ser” de la sociedad e inspirando al consciente colectivo con nuestra nueva conciencia.

La consciencia colectivo se inspira con tu revolución.

A medida que iluminamos nuestra conciencia, se podrá sentir que lo que suceda este día es obra del destino, y Cupido podría usar eso para conquistar nuestros corazones, desafiando nuestra conciencia a cuidar de nuestras propias necesidades de una manera enriquecedora.

Manteniendo la respiración, observando nuestras sensaciones, despeja la energía del pasado ayudando a la estrategia a armonizar con lo que queremos hacer diferente. El compromiso requiere conciencia, y la conciencia sana puede ser un desafío, si lo que nos comprometemos se siente como una repetición de lo que ya sabemos, conscientemente, necesita un cambio radical. Ya sea que esté celebrando su compromiso o se pregunte por qué parece que no puede comprometerse, dejar de lado la rigidez puede hacer espacio para el amor.

Las alineaciones cósmicas de este Día de San Valentín nos dicen que las relaciones pueden sentir el estrés de este día, mientras nuestra conciencia ilumina una forma innovadora de expresarnos y hacer que el amor dure. Nuestras emociones (la luna) cambian con nuestros ciclos y pueden requerir un ajuste ya que sentimos que no tenemos otra opción más que cambiar. Al observar nuestra respiración y nuestras sensaciones como una forma amorosa de dar nuestra presencia a aquellos con quienes nos relacionamos, podemos ver las cosas como realmente son, y no sólo como queremos que sean. Esto nos anima a cultivar quietud, y darnos cuenta de que el amor está en todas partes, todo es amor, a medida que surge esta percepción, podemos tomar nuestras decisiones desde una perspectiva de sabiduría, activando nuestro magnetismo y como el Sol, convirtiendo naturalmente al “Yo” en el gran centro, atrayendo de una manera iluminada que vibra hacia nuestro universo interior.

Este día de San Valentín, ya sea en relación con otro, o simplemente en relación con nosotros mismos, podemos ocuparnos de nuestro Universo interno, cultivar el amor para que el amor nos ame de la manera en que disfrutamos ser amados.

Venus, el planeta que electriza la atracción por el principio del deseo, en el día de San Valentín estará en una unión armónica con el Sol, invitándonos a pensar que estamos enamorados, armonizando nuestros sentimientos para ayudarnos a equilibrar nuestra forma de amar; desafiando al amor mismo nos hará cuestionar qué significa realmente el amor en su reflejo de la ley natural de la atracción. Lo que deseemos se puede amplificar al abrazar la búsqueda de significado, al liberar nuestro apego a cómo las cosas “deben ser” y al relajar nuestras “reglas”, Venus puede ayudarnos ese día a amar de manera responsable y establecer una estructura nueva en el arte del amor que beneficie nuestras metas a largo plazo.

Neptuno, el planeta que electrifica nuestra comprensión del amor incondicional, activando nuestro espíritu y recordándonos nuestro sueño, también tiene el poder de empujarnos para escapar y desdibujar los límites que delinean nuestra estructura; tal vez sea un día para dedicarnos a amar en el refugio de nosotros mismos en retiro de la celebración colectiva, si celebrar el amor ese día de forma colectiva nos empuja a nuestras adicciones. Podemos confiar en que nuestra energía de transformación nos permitirá ir bajo la superficie para explorar la sombra del deseo y transformar nuestra conciencia; para que el día en que Cupido coquetea libremente podamos regresar a la luz de lo que es el amor, buscar el equilibrio en nuestra lucha con nuestro deseo de relacionarnos y encontrar la belleza en la oposición de nuestro deseo a nuestra imagen pública.

Marte, el planeta de la acción, estará listo para actuar sobre nuestras opiniones e ideas, que en este día están iluminadas por la conciencia de nuestra individualidad; Nuestras acciones pueden sentirse como un desafío a nuestra libertad en la búsqueda de la verdad, pero la individualidad sentirá un impulso eléctrico para actuar con genio y actuar de manera diferente. Nuestras acciones pueden sentirse confusas y nubladas, invitándonos a mejor desenfocarnos de la conciencia y ocultar nuestra luz; transformarse puede no ser una acción fácil, y nuestras acciones pueden estar en conflicto con nuestra evolución haciendo difícil dejar de lado aquello que ya no nos sirve. Las acciones estarán en contacto con esa vieja herida que parece que nunca cura, pero que al intentar curar a los demás. Así que curémonos. Cualquier cosa que hagamos, inspirada por nuestra curiosidad, creará olas y dará lugar a eventos fuera de nuestra perspectiva, como un efecto mariposa.

Dejemos respirar, observemos nuestras sensaciones, mantengámonos concentrados en nuestra respiración, permanezcamos presentes, seamos nobles. Recuerde que solo hay dos tipos de sensaciones, sensaciones felices y sensaciones infelices; o nos gusta lo que sentimos, o nos disgusta. Mientras nos mantenemos enfocados en nuestra respiración, nuestras sensaciones son la brújula más consciente de amar. Cuando sentimos sensaciones infelices, observémoslas sin juicio y reacción, cuando sintamos sensaciones felices, observémoslas sin juicio y reacción. Ellos también pasarán. Ser ecuánime, es el tipo de amor más puro.

A medida que innovamos, para abrir un nuevo ciclo, hagamos honor al amor, el amor nunca termina, solo se transforma, por lo que siempre podemos empezar de nuevo. Entonces, comienza de nuevo. Ama.

Al iluminar el genio de nuestra conciencia de “pensador libre”, nos alegrará darnos cuenta al abrir nuestro corazón para amar que no todas las mujeres son de Venus y que no todos los hombres son de Marte.

Feliz San Valentín, significa ser feliz en el amor.

Namaste.

 
 
 
 

Read 2 Comments and Reply
X

Read 2 comments and reply

Top Contributors Latest

yeye  |  Contribution: 17,845