1.1
October 10, 2015

La Única Cosa que Podemos Hacer Cuando un ser Querido Muere.

art women friends love holding hugging

~

*Dear elephant reader: if you’re single & looking for mindful dating or conscious love, try out our lovely partner, MeetMindful.

~

“¿Alguna vez has perdido a alguien?” Ella preguntó llorando.

“Sí,” respondí mientras limpiaba sus lágrimas.

“¿Cómo puedes luchar con esto? Este dolor es insoportable,” dijo llorando, mientras buscaba aire entre cada palabra.

“En realidad, no puedes,” le respondí.

“¿¡Qu…Qué!?” Dijo mientras levantaba la mirada, tenía los ojos rojos y en su cara se reflejaba una expresión de confusión.

“No puedes soportarlo, cariño. Debes de enfrentar todo esto y superarlo.”

Las lágrimas caían sobre su rostro, se aferró más fuerte a mi falda y hundió su cabeza dentro de ella; lo único que podía escuchar era su voz apagada diciendo: “Pero duele, mami, duele.”

Mientras acariciaba suavemente su cabello, coloqué mi cara arriba de su cabeza y le di un beso.

“Cariño, uno nunca puede luchar contra el dolor, sufrimiento, y tristeza. Debes dejar que las cosas sigan su curso natural. Con la pérdida viene la tristeza, luego viene el dolor. Un dolor que nunca antes habías sentido, como si pequeños pedazos de vidrios perforaran tu piel, como si tu cabeza estuviese siendo golpeada contra una pared, o como si alguien te golpease en el estómago. Y luego, como una reacción, viene el sufrimiento. Y va a doler, y dolerá, y seguirá doliendo más que cuando te sacan un diente, dolerá más que rasparte la rodilla, dolerá más que cualquier otro tipo de dolor que ya hayas sentido antes; porque, esto no es un dolor físico, el cual se puede curar cuando se siente. Este dolor es invisible, el cual toma su tiempo en irse, pero, debes aprender a luchar para dejarlo ir.”

Los sollozos habían disminuido, pero siempre estaba allí el jadeo y la falta de aire. ¡Mi bebé! me moría por abrazarla y decirle que todo iba a estar bien, pero ella necesita aprender a sobrellevar este tipo de situaciones ya que yo no estaré aqui siempre.

“Sabes, sé exactamente como te estás sintiendo en este momento. Yo perdí a alguien cuando tenía 21 años.” Levantó su mirada, colocó un mechón de cabello detrás de su oreja y esperó a que yo continuara, las lágrimas seguían cayendo de manera silenciosa.

“Y yo no sabía qué hacer, no sabía en qué hombros podía recostarme y llorar. No tenía a nadie que me aconsejara, así que hice lo que pude: Me encerré en mi habitación, maldije a Dios por haberme quitado a mi mejor amigo, deje de comer y solamente lloraba hasta que me enfermé; me pegaba en el pecho porque ese dolor no se iba, y se sentía como si hubiese un enorme agujero y de repente ya no podía respirar—luego grité y seguí llorando.

Eventualmente, me di cuenta que mi llanto tenía un límite, y que no podía dejar de comer para siempre. Así que, me senté y mientras comia, lloré un poco más; pero, había algo gratificante en ese llanto. Todo eso pasó durante un par de meses más pero finalmente todo mejoró. Nunca pude volver a ser la misma, eso es humanamente imposible—no te daré falsas esperanzas, nunca podrás volver a ser la misma. Porque, cuando pierdes a alguien, una parte de ti se va con ellos. Ellos también necesitan llevarse una parte de ti para recordarte, ¿cierto? No podemos ser así de egoístas. Pero a pesar del dolor y el sufrimiento, las cosas mejoran.

Pero, por ahora, cariño, debes dejar que las lágrimas fluyan.”

.

Link del artículo oríginal:

The Only Thing we Can Do when a Loved one Dies.

 

Autor del artículo: Tejaswini Naik

Traductora: María José Barillas

Editoras: Katarina Tavčar(Inglés)/Yoli Ramazzina (Español)

Foto: Flickr/Meg Cheng (ilustración: Audrey Kawasaki)

Read 1 Comment and Reply

Tejaswini Naik