Somos el 99%- #OccupySF. {en Español e Inglés}

Via on Oct 6, 2011

(To read in English, click here.)

Eramos gente de toda condición: negros, blancos, asiáticos, latinos; estudiantes, profesionales, desempleados y jubilados; jóvenes y viejos; representando a todos los diferentes niveles de riqueza. No eramos Republicanos ni Demócratas, no eramos azules ni rojos; eramos estadounidenses. Fuimos el 99%.

Hace poco al principios de agosto, cuando la clasificación de solvencia de los Estados Unidos había deteriorado, escribí acerca de un Cambio que creo que está ocurriendo en la Tierra, en todas las sociedades de este a oeste, de norte a sur. Ayer me uní a un movimiento que creo que encarna la idea de este Cambio, un movimiento que se apoya en los pulsos de cientos de miles de ciudadanos que esperan a inspirar y crear un cambio de cultura, un cambio en nuestra manera de pensar como seres humanos, un cambio de la codicia a la compasión. Ayer, en el centro de San Francisco,  me marché con el movimiento #OccupySF, uno de los muchos grupos regionales  del movimiento  de la Revolución que es Occupy Wall St.

¿De qué estamos protestando? Sigo oyendo los reporteros diciendo tonterías sobre cómo este movimiento no sabe lo que representa. No estoy de acuerdo. Este es un movimiento de estadounidenses media y trabajadora que están hartos de la avaricia corporativa y la corrupción, hartos de los cabilderos corporativos que residen en los bolsillos de los funcionarios electos, hartos de los altos ejecutivos con salarios desprocorcionados quienes almohadillan sus bolsillos codiciosos, mientras que el estadounidense medio se esfuerza solo por salir adelante. Este es un movimiento que no está de acuerdo que los bancos han sido rescatados, sólo para que sus ejecutivos siguen a recompensar a sí mismos con bonos de millones de dólares para redecorar sus múltiples mansiones. ¡Qué vergüenza! Este es un movimiento de ciudadanos estadounidenses que están en desgracia por las profundas divisiones de la riqueza que se han formado en esta gran democracia, una brecha que sigue creciendo cada año, ya que proporcionan más lagunas a las corporaciones y las personas más ricas de nuestra sociedad. Este es un movimiento del pueblo, por el pueblo y para el pueblo, y tal como lo hizo en Egipto durante la Primavera Árabe, se está convirtiendo en una Revolución.

Nos reunimos en frente de la Reserva Federal en el centro de San Francisco, justo en el momento en que el Banco Capital One y el Banco ING estaban en el interior, en medio de negociaciones de fusión. Esta fusión se convirtirían en el quinto banco más grande en los Estados Unidos, y como los otros que han ido antes de ellos, sería por supuesto,  “demasiado grande para fracasar.” (Note el sarcasmo.) Uno de los organizadores llamó “Mic Check.” a la que la multitud exclamó en voz alta, “Mic Check.” Como que no estaba muy experimentada en las formas de protestas, rápidamente me di cuenta que esto era su manera inteligente y eficiente de convertir a la multitud en los micrófonos humanos para difundir el mensaje por todo el mar de gente. El continuó compartir con nosotros el consejo de un abogado, quien sugirió que nos regimos por la ley y permanecer en las aceras, y que si se tomamos las calles, que nos arriesgaremos a ser detenidos. En el estilo verdaderamente democrático, los líderes repercutieron el mensaje a través de nuestros micrófonos humanos y luego se nos pidieron un consenso: ¿Nos queremos cumplir con la ley y permanecer en las aceras, o nos queremos tomar las calles? Ahora supongo que mucha gente que lea esto pensará, “Que hippies tontos de San Francisco, seguramente optaron por romper a la ley.” Au contraire, mon frère. Los líderes hicieron una votación de la audiencia con una demostración de los pulgares para arriba, y la gran mayoría de los pulgares se acercó a favor de mantener dentro de la ley, para mantener una protesta pacífica. Por consenso puro, la democracia ha hecho oír su voz.

Entonces nos dieron la palabra, y lo extendimos entre nosotros, que si nos pusimos de acuerdo para permanecer en las aceras, que la policía nos apoyarían y proporcionarían una escolta para nosotros, haciendo el bloqueo de las carreteras para que podamos cruzar la marcha. Encuestamos a la audiencia una vez más y le pedimos a un consenso. Teniendo en cuenta lo que había sucedido en Nueva York con los enfrentamientos entre manifestantes y la policía de Nueva York, la multitud estaba de acuerdo en que quería la policía en nuestro lado. No sólo los queremos a nuestro lado, nos sentimos agradecidos por su cooperación al permitir que se trata de una protesta pacífica. La decisión fue tomada. Empezamos subiendo por la calle Market, a lo largo de la acera, y la policía nos escoltó a medida que avanzábamos.

El tono de la multitud era de un optimismo exultante, con la sensación palpable de que podemos, de hecho, hacer una diferencia, que podríamos forjar un cambio positivo de la cultura en nuestra sociedad. Mientras caminábamos a lo largo de cantar diferentes mensajes, muchos de nosotros paramos a agradecer a los oficiales de policía a lo largo del camino. Cada vez que lo hicimos, nos encontramos con una sonrisa amable y una respuesta sincera, “No hay de qué.” La policía estaban de nuestro lado y nos sentimos apoyados en nuestra causa. Fue la cooperación en la comunidad. Esto es en realidad lo que se trata la democracia. Nos estabamos ejerciendo nuestro derecho de primera enmienda a reunirnos con la libertad de expresión, y los agentes de policía que hemos contratado para servir y proteger a nosotros, estaban haciendo exactamente eso. Esto es exactamente como debe ser, y lo que es un bello ejemplo que puede servir para otras ciudades, otros países, otras culturas.

Nos encontramos con una grande obra de construcción, donde un equipo de trabajadores de la construcción de minorías estaba construyendo la próxima torre corporativa. Ellos gritaron a nosotros con gritos de apoyo caluroso y  pulgares y puños entusiastas en el aire. Los dueños de tiendas salieron de sus tiendas y vitorearon a nosotros en la marcha. Los niños pequeños presionaron sus rostros contra las ventanas saludando a nosotros mientras pasamos. Los perros caminaron junto a nosotros, meneando las colas y llevando a sus propias banderas pequeñas. Los coches que pasaron tocaron a las bocinas en apoyo a nosotros, colgando sus pulgares hacia arriba por la ventana. El movimiento fue creciendo. A continuación, nos dirigimos hasta Union Square, el principal centro turístico de San Francisco, y nos encontramos con uno de nuestros clásicos teleféricos. Incluso los conductores de teleféricos se nos apoyaban con los pulgares arriba!

Los extranjeros en los teleféricos eran todos emocionado tomando fotos de nosotros. Al mirar a su ropa, me di cuenta de que muchos de ellos eran europeos, y por lo tanto ellos mismos estaban mucho más acostumbrados a este tipo de marcha. Me acordé de mi año viviendo en España, hace años durante la universidad, y cómo los españoles salieron a las calles con regularidad en las protestas masivas. Y por la masiva, estoy hablando de 10 veces el tamaño de lo que hemos visto recientemente en los Estados Unidos. Cualquier estadounidense que ha quedado varado por una huelga de avión o tren, sabe muy bien que los europeos son maestros en este tipo de protesta y activisimo pacífico. Y se me ocurrió que como una sociedad, nos hemos convertido en gran medida complaciente. Seguro que ha habido un montón de protestas contra la guerras de Irak y Afganistán, y ha habido protestas del Partido de Te, las protestas sobre la reforma de salud, entre otros. Pero desde que he sido una adulta, sé que no hemos visto nada de la talla de la organización cívica y el activismo que se llevó a cabo durante el Movimiento de Derechos Civiles y la Guerra de Vietnam. Aquellos tiempos en la historia invocaron la pasión y el fuego en las entrañas de nuestros ciudadanos. Se agitaron la gente a levantarse y unirse y participar en los lazos de la comunidad, para luchar juntos para hacer una diferencia. Y a lo largo de las últimas décadas de crecimiento a gusto con nuestro bienestar material, la seguridad de nuestros puestos de trabajo (para aquellos que tienen la misma suerte), y las distracciones de la vida diaria, como una gente ha vuelto complaciente.

Nuestros amigos de Egipto, Libia y Siria, entre muchos otros, han sido un  ejemplo brillante para nosotros, que nosotros el pueblo, somos los que tenemos el verdadero poder. Durante demasiado tiempo hemos permitido que los políticos en Washington correr en la rueda de hamster política, sin lograr nada. Se ha habido demasiado discutiendo bipartito, demasiado extremismo (en ambos lados) y no ha habido bastantes soluciones negociadas solución. Y nosotros el pueblo estamos cansados de los atascos. Estamos cansados ​​del hecho de que nuestros oficiales electos siguen siendo obstáculos para el progreso y la evolución como una sociedad. Es la hora en que nosotros el pueblo nos levantamos, hacemos que nuestras voces sean escuchadas, y que echamos chispas a la próxima Revolución.

Como lo es en este día y edad, caminabamos mientras nosotros hicimos Tweets y publicamos actualizaciones de Facebook para que el mundo podía ver en tiempo real lo que estaba pasando … tal como lo habían hecho en Egipto. A medida que recorría a través de mi News Feed, vi a un amigo tras amigo en otras ciudades y saltando sobre el apoyo a los movimientos de Occupy Wall St. en sus propias ciudades. Yo, literalmente, vi el creciente de movimiento delante de mis ojos, en tiempo real. Y fue claro para mí que esto también seguirá extendiéndose en su naturaleza viral. Como yo estaba tamizando a través de mensajes, vi que una amiga había publicado una excelente cita y conmovedor:

No es Conservador vs. Liberal, que es la Aristocracia vs. a la Democracia. ~ John Fugelsang

Me llamó la atención por la genialidad pura y simple de esta cita. Es cierto. Somos el 99% y queremos reclamar nuestra democracia. Y esto es como que la democracia se ve así:

YouTube Preview Image

 

 

 

About Jeannie Page

Jeannie Page is a reformed .com management professional who has made a dramatic shift in her life, a shift to follow her bliss and to get into alignment in order to be a force for good in the world. Martha Stewart’s Blogger of the Month in Whole Living Magazine, Jeannie is also the founder of The Yoga Diaries and also maintains her own blog The Awakened Life. Jeannie, and details about her current book project, can be found on Facebook here and on Twitter at @jeannienpage. Jeannie's Spanish Facebook page can be found here. Jeannie also previously served as the Spanish Language Editor for Elephant Journal. Click here for the Elephant Journal en Español Facebook page. ____________________________________________________________________________________________________ Jeannie Page es una profesional de gestión reformada quien ha hecho un gran cambio en su vida, un cambio para seguir a su felicidad, para entrar en la alineación y ser una fuerza del bien en el mundo. Ella mantiene un Blog a Despertando a la Vida. Jeannie, y detalles sobre su proyecto de libro actual, se pueden encontrar en Facebook aquí y en Twitter a @JeanniePageES. Jeannie también fue la Editora del Idioma Española para Elephant Journal. Haga clic aquí para la página de Facebook de Elephant Journal en Español.

470 views

Like this article? Leave a tip!

(We use PayPal but you don't need an account with PayPal.)

Elephriends - Mindful Affiliates

One Response to “Somos el 99%- #OccupySF. {en Español e Inglés}”

  1. [...] (Para leerlo en Español, haga clic aquí.) [...]

Leave a Reply